oportunidad(es)

Desde que empezó todo esto, tenemos más oportunidades que nunca para todo. Para hacer de todo. Para ser productivas. Para seguir aprendiendo. Para seguir ejercitándonos. Para seguir activas. Para hacer limpieza. Para ordenar la casa. Para seguir siendo ovejas del rebaño.

Admito que yo también ofrecí -y ofrezco- ‘oportunidades para’ con las clases de yoga online. Admito que desde el principio me hice una lista de cómo iba a hacer, de qué iba a hacer en este retiro hogareño. Admito que incluso esa lista me ha agobiado en algún momento.

Sí, tenemos muchas oportunidades. Hay mucho donde elegir, pero se nos ha olvidado ofrecer lo más importante de todo: NO HACER NADA.

Puedes no ser productiva (que por otro lado… ¿qué es ser productiva?). Puedes dormir todo el día. Puedes engordar. Puedes no leer. Puedes no escribir. Puedes estar enganchado a la TV, a Netflix, a YouTube a lo que quieras. Puedes simplemente tumbarte a mirar las musarañas. Puedes hacer todo o puedes NO HACER NADA.

Y no pasa nada.

Bueno sí, pasa que vas a escucharte y respetarte; que es lo que más te mereces.

Date permiso. A veces esto es lo que más nos cuesta. “Apagar” ese run run en la mente que nos dice que ‘deberíamos’ estar haciendo cosas, ese run-run boicoteador que nos ha inculcado esta sociedad de la producción.

Permítete no hacer nada.

Permítete tocarte el higo todo el día.

Permítete.

Te mando luz,

Lei.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s